Slow Shopping

Se suma al movimiento slow una nueva tendencia y concepto de compra, el slow shopping. Nacido entre las asociaciones de comerciantes, pequeños diseñadores instalados en los centros neurálgicos de las ciudades y las ganas de fomentar un nuevo consumo, dirigido tanto al turista como al ciudadano.  Este nuevo concepto nos sugiere una alternativa a la manera que tenemos de comprar y vender, productos o servicios. Nos replantea las relaciones que se establecen entre comerciantes y clientes, nos replantea la conexión con el producto en sí y nos ofrece una experiencia durante el servicio que nos prestan las tiendas. El slow shopping quiere cambiar las dinámicas de consumo, promoviendo y ofreciendo un  conocimiento profundo del producto y restableciendo los ritmos desacelerados implícitos en la sostenibilidad.

     Per seguir llegint clica aquí

Article publicat a Slow Fashion Spain, Maig 2014